Kakau

Origen del Cacao

El Cacao tiene su origen en Mesoamérica  (México, Guatemala, Honduras y El Salvador) hace alrededor de 2000 años y aparece con gran relevancia en la cultura Maya que habitó esa región entre los años 2000 A.C. y 900  D.C. y posteriormente en  culturas como los Aztecas y Toltecas.

Fue conocido por Hernán Cortez en 1519 cuando llego a México y el Emperador Azteca Moctezuma le ofreció la bebida de los dioses llamada “xocolatl”. Lo llevó a Europa después a Europa y lo introdujo en la corte del Emperador Carlos V.

Otras fuentes señalan que Cristóbal Colón al regreso de su 4° viaje a las Indias en 1502 llevó semillas de cacao a Europa y en España se hizo popular en la Corte gracias a la Infanta María Teresa de España y luego en Francia por el matrimonio de ésta con Luis XIV.

Aparece popularizado en Londres en 1617 como una bebida y su éxito es tal que se le puso un impuesto especial que lo hace inaccesible a las clases media y baja.

En 1828 un holandés (J. van Houten) inventa la prensa de cacao que permite extraer la manteca de cacao de la pasta de cacao y también inventa un proceso denominado “alcalinización” que permite solubilizar el cacao en polvo después de extraer la manteca.

A mediados del siglo XIX Henry Nestlé tuvo la idea de mezclar leche condensada azucarada con cacao y se inicia así la fama del Chocolate Suizo.

El chocolate se consumió sólo en forma líquida en Europa hasta que en 1879 Rodolphe Lindt tuvo la idea de agregar a la mezcla manteca de cacao, lo que dio origen al chocolate sólido y crujiente al partirlo y que se deshace en la boca. De ahí en adelante se hace popular y se convierte en un alimento conocido y deseado en todo el mundo.